Las nuevas tecnologías y la necesidad de las empresas de poder trabajar de manera remota desde prácticamente cualquier punto ha abierto nuevas vías de trabajo a distancia. Ya sea por movilidad ocasional, temporal o de larga duración, en muchas ocasiones el trabajo diario se ha agilizado gracias a la utilización de herramientas indispensables como dispositivos móviles o de almacenamiento extraíbles, tablets u ordenadores portátiles.

Estos dispositivos tienen grandes ventajas: se pueden llevar a todas partes y permiten, entre otras muchas cosas, acceder a cuentas de correo electrónico, almacenar archivos, conectarse a servicios remotos, etc. No obstante, presentan nuevos riesgos, como que, por ejemplo, son susceptibles de pérdida o robo y a veces contienen información confidencial. Además de poder conectarnos a redes inseguras, si no tenemos en cuenta los consejos de ciberseguridad que proporcionamos desde Protege tu empresa de INCIBE, podemos permitir que otra persona pueda espiar nuestras comunicaciones.

Fuente: INCIBE, INSTITUTO NACIONAL DE CIBERSEGURIDAD

Menú